Date

  1. Sopa de pene de toro, Bolivia Llamado Caldo de cardan, esta sopa contiene pene y testículos de toro, los que por cierto, lucen exactamente como un pene y testículos de toro. Tenía que probar esto en la casa de un local, y aunque sabía que “caldo” significa sopa, no estaba consciente de qué podría ser “de Cardán”. Sin embargo, se volvió obvio que estaría comiendo genitales tan pronto como el plato fue puesto frente a mi. Mientras que el caldo es sabroso, con hierbas y especias, la “carne” es un poco dura para mi gusto. Para muchos, esta comida es como un remedio barato multi propósito, ya que ayuda a curar la fatiga, anemia y resacas. Y como la mayoría de las comidas que te hacen sentir nauseas al pensarlo, la sopa de pene de toro es considerada afrodisíaca. Sensación: Saludable. Calificación: 7/10

  2. Hormigas Culonas, Colombia En Colombia, las Hormigas de Trasero Grande u Hormigas Culonas son consumidas como nueces de cóctel. Esta delicatesen es tan solicitada, que reciben dos veces la cantidad de dinero por libra que el café colombiano. La preparación es algo así como una película de terror, ya que la hormiga es mantenida en un lugar, su cabeza es decapitada rápidamente y sin piedad. Luego, se arrancan las alas y tenazas, y se deja el cuerpo remojando en agua con sal por toda la noche antes de ser freído. El producto final sabe y se siente como puntas de tocino. Algunos lo consideran afrodisíaco. Me pregunto si estas personas han probado alguna vez con vino y porno. Sensación: Culpable Calificación: 3/10

  3. Larvas de coco, Ecuador Las larvas de coco – larvas que viven en palmeras muertas – son consumidas de manera importante en la jungla Amazónica. Para mantenerlas sabrosas, los estómagos son removidos para que así tu no sientas la madera que cenaron. Desde ahí, son marinados en naranja Silvestre y grillados. Son de hecho deliciosos y crujientes, siempre y cuando puedas olvidar que estás comiendo un gordo insecto recién sacado del bosque lluvioso. Si quieres una experiencia amazónica única, y gustas del sabor cítrico y del maní, prueba esto. Sensación: Relajado Calificación: 9/10

  4. Cuy, Montañas de los Andes Puede que reconozcas a estos pequeños como tu mascota de la infancia. Cuy, o cerdito de Guinea, es un bocado andino consumido a lo largo de Perú y Ecuador, y el lugares de Bolivia y Argentina. A los animales se les alimenta con una dieta especial, con limoncillo y zanahoria amarilla, dándoles un sabor característico. Son servidos completes con la cabeza y los pies aún presentes. Una vez que dejé pasar eso, el cerdito de guinea fue bastante delicioso, con un sabor grasoso a pollo. De hecho, se convirtió en mi comida favorita en Ecuador. Sensación: Sorprendida Calificación: 10/10

  5. Seso y lengua de llama, Bolivia Mientras que comer carne de llama no es tan extraño, comer sesos de cualquier tipo ya es bastante qué decir. T¡Y comer la lengua es casi como darle un beso francés al animal. Como sea, en Bolivia, donde las llamas son el animal nacional y son usadas para todo desde vestimenta a rituales con fetos a trabajo y comida, los sesos y la lengua de llama son consideradas una comida deliciosa. Como occidental, los sesos casi me hicieron vomitar por la textura viscosa, aunque la lengua estaba más firme y un poco más fácil de comer, siempre y cuando no veas cómo fue preparada. Para una opción un poco más digerible, prueba el charqui de llama seo salado, el cual comí como picoteo religiosamente. Sensación: Ingeniosa Calificación: 2/10

  6. Tacos de huevo de hormiga y gusanos, México Ordené este plato en un exclusive restaurant en Puebla llamado El mural de los Poblanos. Un amigo local me contó sobre cómo comer estos insectos, llamados Hormigas escimoles y Gusanos es una exquisitez en México, y muy típico. Los insectos se cocinan sobre un fuego abierto en una olla, y luego presentados con tortillas y guacamole para hacer tacos suaves. Mientras que los gusanos tienen un distintivo sabor de mezquite, los huevos de hormiga me recordaron mucho a comer omelette cocina por un lado. Mientras que el plato luce poco apetecible, es realmente muy delicioso, especialmente al agregar un poco de cebolla. Sensación: Satisfecha Calificación: 9/10

  7. Morcipan, Argentina Pedí esto accidentalmente sin tener idea lo que era porque era barato. Sabía el significado de pan, y aunque no estaba segura de qué significaba “morci”, me imagine que no podría ser tan diferente de su delicioso hermano, el jugoso sandwich llamado choripán. Oh, qué equivocada estaba. Morcipan es de hecho prieta envuelta en intestino de vaca. Mientras que la sangre seca tiene una textura y sabor blando similar al frijol, el intestino fue extremadamente duro de masticar. Sensación: Avergonzada Calificación: 5/10

  8. Mondongo, Colombia El nombre de este plato suena como un Nuevo loco baile latino. En realidad, es una sopa hecha de estómago de vaca y entrañas. Se usan todos los cuatro estómagos de la vaca para hacerla, y también incluye zanahorias, arvejas, avocado y papas. El estómago tiene una textura dura, que va bien acompañado del espesor de la sopa. Sensación: Emocionada Calificación: 9/10

  9. Chicha, jungla amazónica Hay diferentes variedades de chicha en toda Sudamérica. Esta tradicional cerveza de maíz está hecha por una persona que masca y humedece el maíz en su boca, la que luego se moldea en pequeñas porciones con sus dientes. Estos son dejados al sol para fermentar. Las enzimas naturales presentes en la saliva humana convierten el almidón de maíz en azúcar, permitiendo el comienzo del proceso de fermentación. Si se te ofrece esta preparación única, se considera de mala educación rechazarla, por lo que debes olvidar lo que sabes y solo beber. Esta bebida se hierve antes de ser servida, por lo que técnicamente está esterilizada. Sensación: Asqueada Calificación: 2/10

  10. Huevos de tortugas, Nicaragua Aunque comer tortugas marinas es mal visto en la mayoría del mundo, es parte de la cultura en Nicaragua. Los Huevos de tortugas implica comer estos huevos, que tienen una cascara muy suave. Se hace un agujero en la parte superior del huevo crudo, y se agrega salsa picante o jugo de limón para curar el brebaje, seguido de un corto de ron. Esta comida no solo es muy extraña, sino también peligrosa. Al comer huevos de Tortuga marina, también estás ingiriendo toxinas, bacteria y contaminantes. Dejaré los huevos de tortuga para crear vida, no para comer. Sensación: De ninguna manera Calificación: 0/10