Date

Alemania

Los alemanes son muy sutiles a la hora de coquetear. A diferencia del resto de nosotros, quienes podríamos tratar de hacer una conexión instantánea con el sexo opuesto, los alemanes tienden a hacer las cosas un poco diferente. Un tipo que se le acerca a una chica en un bar diciendo “hola” sería demasiado directo. En cambio, los hombres alemanes tienen una forma altamente sofisticada de coquetear: de apariencia concentrados – una mirada que podría, pero a menudo no, incluir una sonrisa. Lo más importante, el contacto vidual debería ser breve y fugaz. Los chicos van a prever una mascota perdida hace mucho tiempo para mejorar la sensación angustiante y desgarrador de la melancolía. Si la mujer está interesada, ella caminará hacia él y volcará su trago en el piso. El hombre le ofrecerá comprarle otro trago, y hablarán sobre política alemana y sobre cómo están húmedos sus zapatos. Muchos leerán esto y lo descartarán por melodramático, pero creo que se estaría perdiendo el punto. Si este tipo de flirteo parece demasiado sutil, podría recordarte el tipo de la semana pasada que preguntó “¿Oye nena, quieres tener suerte?” Entonces, ¿Quién paga? Si el hombre invita a una mujer a salir, se entiende que él paga por la cita.

Francia

Las citas realmente no existen en Francia. En cambio, tienen cenas tipo fiesta el viernes o el sábado en la noche. Estas pueden ser cenas formales que comienzan con champaña, o invitaciones casuales de último minuto. Cuando el francés va a una cena, se considera cortés llevar una botella de vino o flores, pero nunca comida, ya que eso avergonzaría al anfitrión. Cuando dos personas en una cena se interesan la una en la otra, podrían ir por una caminata y discutir sobre política o las virtudes existenciales del queso Camembert. Después, ellos pueden arreglar un encuentro para beber en un bar, o ir de paseo al museo donde dirán la palabra oeuvre una y otra vez hasta que se les pide que se vayan. Los hombres no dan a las mujeres flores en estas reuniones, ya que un gesto como ese sería considerado como demasiado elaborado y podría indicar que están saliendo – cosa que los franceses no hacen. Entonces, ¿quién paga? En la primera cita el pagará, y la próxima vez pagará ella. Pero nunca dividirán la cuenta. Eso se consideraría vulgar.

Turquía

El coqueteo es tan serio en Turquía como lo es en Alemania, pero el método es más directo: si una chica no sabe que él está interesado, el no debe lanzarse hacia ella. En algunos países musulmanes, a las mujeres no se les permite ser vistas en público con un hombre que no es su esposo, pero Turquía no es así. Hay un dicho muy común, “si lo tratas como rey, te tratará como reina.” Salir con alguien aquí es bastante directo, e ir por una salida a comer helado (no dondurma) se ha vuelto una idea de cita muy popular, ya que el sabor de helado es un indicador de compatibilidad bastante exacto. La gente que va por la vainilla tiende a ser colorida e impulsiva, impulsiva y dispuesta a tomar riesgos. Personas que eligen frutilla son tímidas pero emocionalmente consistentes. Gente que le gusta el chocolate son compatibles con aquellos que gustan de la mantequilla de nuez. Si hablamos de cubierta, una chica turca jamás tomará en serio a un hombre que pide chispitas de colores. Entonces, ¿Quién paga? El hombre paga, y no existe tal cosa de dividir la cuenta.

México

Las telenovelas han arruinado la escena del coqueteo para los chicos en México. Las chicas comienzan a ver telenovelas desde la niñez temprana y esperan que el flirteo sea tan candente como un triángulo amoroso de verano. Para entregar el tipo de pasión que ellas desean, los chicos también deben ver telenovelas, o al menos tener una personalidad alternada con su propia práctica privada. De cualquier forma, , el tendrá que vestir un traje limpio. En la cita, el la mirará apasionadamente a los ojos por 10 minutos mientras recita versos de rubí. Las puertas serán abiertas para ella. Un abrigo aparecerá mágicamente en sus hombros cuando ella sienta frío. Deberá abrirse paso entre el peso de las flores y los animales de peluche. Las citas generalmente terminan con un beso en la entrada frontal de la casa de la chica y, al tiempo que el chico camina a casa, ella llamará a su hermano por teléfono para seducirlo. Entonces, ¿quién paga? Los hombres pagan. Nadie en la historia de las telenovelas ha dividido la cuenta jamás.

Australia

Citas en grupo es una norma entre los adolescentes a lo largo de Australia. Las parejas a menudo no salen por primeras citas solos hasta los veinte. En Australia, es común que las chicas inviten a los chicos a citas. No sería extraño para la chicha hacer todos los planes, incluyendo manejar las reservas de la cena o encontrar un cine que no esté mostrando una película de Nicole Kidman. Los chicos a veces hacen la invitación, pero la mayoría espera que las chicas tomen la iniciativa, ya que secretamente disfrutan de una chica que les abra la puerta y les regale flores. Entonces, ¿quién paga? Las mujeres no tienen problema en pagar la cuenta… al menos por las primeras citas.

España

Se ha vuelto más y más común para ambos chicos y chicas invitarse a salir. Sentarse en el mismo lado de la cabinas y tocarse mientras comienzan una conversación es común en España, incluso en la primera cita. En America, este tipo de cosas haría sonar la alarma de terminar, pero aquí es simplemente algo que haces. Las primeras citas a menudo incluyen cena o tapas, bebidas y café, y la noche bien podría terminar al amanecer. Entonces, ¿quién paga? El hombre usualmente paga porque es demasiado macho como para dejar que la chica pague, incluso cuando está en los 30s y probablemente tiene a su mami lavando la ropa por el.

Nómade

(también conocidos como gitanos) Las chicas nómade tienen prohibido ir de cita hasta que están casadas, pero eso no las detiene a la hora de usar un traje que podrías ver en un show de cabaret. Entonces, ¿qué hacen los chicos nómade? Agarrar probablemente no sería tu primer instinto, pero eso es lo que muchos chicos nómade hacen. ‘Agarrar’ es un ritual de cortejo donde un chico agarra a una chica, y esto se puede volver realmente físico. A las chicas se les prohíbe estrictamente acercarse a los chicos, por lo que el chico trata de tentar a la chica lejos de sus amigas. Tal vez tentar no es una palabra lo suficientemente fuerte; empujar, tirar, doblar brazos son todos parte del juego limpio. El objetivo es robar un beso de la chica, lo que podría llevar a conseguir su número. Entonces, ¿quién paga? El padre de la novia generalmente paga por la boda. (Nota: El primer día se reserva para la boda por la iglesia. En este día hay una negociación simulada del precio de la novia, o algunas veces un secuestro fingido: los amigos y la familia del novio irrumpen en la casa de la novia, la cual es protegida con barricadas por la familia de la novia)

Japón

Citas en grupo o gōkon, es como muchas personas japonesas se conocen en estos días. Básicamente, un chico y una chica organizan un evento e invitan tres o cuatro amigos solteros (mismo número de chicos/chicas). El sitio usualmente es un restaurant donde la gente puede comer, beber y ser algo ruidosos. Principalmente, gōkon es una actividad social, pero es estructurada como una reunión de municipalidad. Los chicos llegan antes, seguidos de las chicas. Se organizan los asientos de forma chico-chica-chico. Los anfitriones hacen un brindis, “Kanpai!” y entonces, cada invitado realiza una breve presentación de sí mismo. Siguen las bebidas, y cuando todos están algo desinhibidos, los anfitriones sugieren juegos de fiesta que incluyen beber más y divulgar secretos vergonzosos. Entonces, ¿quién paga? Las chicas típicamente pagan un poco y entonces los chicos se dividen el resto de la cuenta. Luego la fiesta sigue en el baro en un karaoke. Un gōkon exitoso se hará ganar un número telefónico.

Brasil

En Brasil existe una clasificación altamente sofisticada de relaciones románticas. Ficar es primero, y podría incluir de todo menos tener sexo o una Aventura de una noche. La distinción clave aquí es que sucede una vez. Ficante es el término utilizado cuando una chica o un chico decide juntarse nuevamente con un(a) ficar. Aquí, se van acercando al territorio de la relación sexual. Luego viene paquera, que consiste en ficante frecuente con potencial de novio o novia. Aquí es cuando una chica decide si el vale la pena para establecer una relación para el futuro. Namorado es el clásico estado de novio/novia. Los niños tienden a vivir con sus padres hasta que se casan, por lo que en esta etapa, el chico puede finalmente esperar conocer a la familia de la chica cuando la va a buscar para salir a cenar y al cine, o como sea. Entonces, ¿quién paga? Los chicos pagan todo en la primera cita, así como también por el motel por horas donde se convierten en ficars, ficantes y paqueras.