Date

De acuerdo con algunas encuestas recientes, el 92,8% de los españoles utiliza el móvil todos los días, un porcentaje que alcanza el 99% entre los jóvenes, generando una facturación de más de 20 millones de euros. La mayoría de ellos son adolescentes y muy jóvenes, los que ahora se llaman millennials. Esta nueva generación de chicos y chicas usa el smartphone para todo, leer, consultar, chatear, comprar, jugar, descargar música y videos.

Pero no solo eso. Cada vez más jóvenes están buscando el amor, a su alma gemela, o simplemente a otras personas para tener relaciones sexuales ocasionales, en la web, en sitios de encuentros, o aplicaciones, pasando gran parte de su tiempo libre haciendo chats eróticos con perfectos extraños. Podría parecer peligroso, pero de hecho están acostumbrados a ello, y además para las nuevas generaciones este sistema funciona de forma óptima. La era de Internet ha llevado a una sociedad caracterizada por ritmos cada vez más rápidos, donde la gente se cansa de las cosas y de las personas muy pronto, por lo que Tinder y la buena compañía son bienvenidos.

Dos jóvenes teniendo sexo

¿Cómo funciona el sexo casual entre los millennials?

El sexo ha cambiado y en nuestros días todo se ha convertido en un bocado. Hay programas que se vuelven obsoletos después de apenas seis meses, imaginemos si la relación de una pareja puede durar toda la vida. Ahora todo ha cambiado y los chicos están buscando sexo casual de vez en cuando, todo el mundo es libre de ir por su camino.

Basta de compromisos, sacrificios, lealtad, monogamia y todas aquellas cosas que en 2017 son tan de la vieja escuela. Hoy en día se trata de Internet, novedades, las redes sociales y los sitios de citas y aplicaciones. Conocer a alguien nunca ha sido tan fácil, solo regístrate de forma gratuita en una de las muchas plataformas disponibles y navega por el menú. Esto se debe a que los anuncios se evalúan con base en la apariencia física, la belleza, la musculatura o la abundancia de las curvas. Así que vamos a pasearnos a través de fotos editadas y poses de estrellas, para resaltar nuestro mejor lado y esperar que mucha gente nos elija en la marea de perfiles y anuncios.

La edad de la primera vez: ahora está por debajo de los 14 años

El sexo ocasional no solo ha cambiado las relaciones entre los más jóvenes, sino que ha traído consigo algunos cambios significativos, como la edad en la que se empieza a tener relaciones sexuales. Hoy en día las estadísticas muestran cómo esto ha caído inexorablemente, rompiendo el umbral de los 14 años de edad. Según cifras del Observatorio Nacional de la Salud de la Niñez y la Adolescencia, aproximadamente el 19% de los adolescentes están incluidos en esta cifra. Tal vez sea un poco demasiado pronto, tal vez no, pero no depende de nosotros juzgarlo.

Sin embargo, esto implica riesgos, como la creciente exposición a enfermedades infecciosas, que después de años de relegación parecen estar regresando. Siempre según el Observatorio, alrededor del 73% de los niños no saben o no están bien informados sobre las principales enfermedades infecciosas que se transmiten sexualmente. Habría que hacer más, especialmente en las escuelas y en la familia, porque el sexo casual está bien, no es algo malo, pero siempre hay que hacerlo con seguridad y conocimiento de causa, esto es muy importante.

Jóvenes teniendo sexo

¿Sexo ocasional? Sí, pero con moderación

Parece que las nuevas generaciones están allí todo el tiempo para morder y huir, pero este no es realmente el caso, de hecho. Un artículo del Washington Post del año pasado mostró que las personas de entre 20 y 24 años que no tuvieron relaciones sexuales aumentaron del 6 al 15%. Es casi como si los adolescentes se están asustando por las relaciones sexuales y muchos de ellos deciden quedarse fuera de ellas.

Obviamente es una minoría, también afecta la crisis y el trabajo que no existe, obligándolos a vivir mucho tiempo con sus padres. En cambio, quien tiene sexo casi siempre se divierte, satisface el placer sexual y el deseo de sentirse bien, mientras que las relaciones duran cada vez menos, en promedio entre dos y tres años.

Que los hábitos hayan cambiado no es sorpresa, no es posible juzgar a estos chicos por haber abandonado el matrimonio y las relaciones estables. Desde hoy, están recurriendo cada vez más a Internet y a sitios de citas para conocer gente nueva, gracias a las fotos y perfiles compartidos que les permiten satisfacer una fuerte necesidad. Está bien salir y tener relaciones sexuales, pero mañana es otro día.